Parvovirus canino para perros pastores alemanes síntomas y tratamiento.

El parvovirus canino en perros es un virus altamente contagioso que afecta a los perros con infección por parvovirus (CPV). El virus se manifiesta de dos formas diferentes.

La forma intestinal del parvo es muy común en los perros, e incluye vómitos, diarrea, pérdida de peso y pérdida de apetito (anorexia).

Los casos de parvovirus canino se observan con mayor frecuencia en cachorros de entre 6 semanas y 6 meses de edad. La incidencia de las infecciones por parvo se reduce drásticamente mediante la vacunación y la cría adecuadas en los cachorros.

Esto es lo que debe saber sobre el parvo en los perros.

Síntomas del parvo en los perros

Los principales síntomas asociados a la forma intestinal de la infección por parvo son:

  • Diarrea severa y sanguinolenta
  • Letargo
  • Anorexia
  • Fiebre o hipotermia (baja temperatura corporal)
  • Vómitos
  • Pérdida grave de peso

La forma intestinal del parvovirus canino afecta a la capacidad del organismo para absorber nutrientes. Un perro con parvo se deshidrata rápidamente y se debilita por la falta de nutrientes y de absorción de líquidos.

parvovirus pastor aleman
Perro Guardián Animal Doméstico Pastor Alemán

Los vómitos y la diarrea suelen tener sangre que se puede llevar al veterinario para los perros con parvovirus. El tejido húmedo de la boca y los ojos puede volverse rojo y el corazón late muy rápido.

Lea también: Cómo entrenar a su cachorro de pastor alemán para ir al baño

Cuando el veterinario examina la zona abdominal de su perro, éste puede responder con dolor o malestar. Los perros infectados con CPV pueden tener una temperatura corporal más baja (hipotermia) que fiebre.

¿Cómo podemos reconocer si nuestro perro tiene parvovirus?

Los síntomas de los perros afectados por el parvovirus son diarrea con olor a sangre, vómitos, pérdida de apetito, colapso, depresión, fiebre y muerte súbita.

¿Quién está en peligro?

Los cachorros jóvenes y los perros no deseados, incluidos los que no tienen sus inyecciones de refuerzo, corren el riesgo de convertirse en víctimas del parvo.

Los cachorros se deterioran muy rápidamente porque los síntomas del parvovirus canino los debilitan mucho, y su sistema inmunitario tiene que luchar para combatir la enfermedad. Los jóvenes de entre seis y seis meses también pueden sufrir infecciones secundarias, o morir de deshidratación. Los brotes de parvo se observan sobre todo en pueblos y ciudades con una gran cantidad de perros deshabitados.

¿Cómo puedo evitar que mi perro contraiga la enfermedad?

Los perros y cachorros pueden ser vacunados contra el parvovirus a partir de las seis semanas de edad.

Un cachorro debe recibir la primera vacuna a las seis u ocho semanas. Luego necesitan una segunda vacuna dos semanas después. Después, necesitan una vacuna de refuerzo al año de edad.

Después, el veterinario aconseja que los perros necesiten una o dos vacunas de refuerzo al año. Es esencial que su perro no contraiga esta enfermedad potencialmente mortal.

La vacunación contra el parvovirus es rutinaria y es una de las tres principales enfermedades contra las que se suele vacunar a los perros. Entregue a su perro una cartilla de vacunación con la fecha de la inyección y la fecha de la siguiente. Estará firmada por su veterinario o enfermera veterinaria titulada (RVN).

Las vacunas de refuerzo son importantes para que los perros se mantengan frescos, pero el tiempo que transcurre entre ellas varía, así que consulta con tu veterinario la frecuencia de vacunación de tu perro.

Los cachorros vacunados también pueden contraer el parvovirus

¿Cómo pueden contraer parvo los perros vacunados? Los cachorros necesitan una serie de vacunas para crear inmunidad contra el parvovirus. Por tanto, si pierden un refuerzo de la serie de vacunas para cachorros, se infectan con el parvovirus.

Y si no siguen recibiendo las vacunas de refuerzo de por vida, como les recomendó el veterinario, sus niveles de anticuerpos serán muy bajos y estarán expuestos al parvovirus.

Algunos padres adoptivos optan por comprobar los niveles de anticuerpos de sus perros con títulos de vacunas cada año antes de la vacunación. Si los niveles de anticuerpos son bajos, se recomienda la vacunación.

Los cachorros con mutaciones virales son susceptibles a otras cepas de la vacuna que no están vacunadas.

Por ello, el veterinario quiere sustituir a su cachorro aunque su historial indique que está vacunado.

¿Se puede tratar el parvovirus?

Dado que la enfermedad es una infección 100% vírica, no existe una cura real ni un tratamiento adecuado para ella. El tratamiento del parvovirus se centra en el tratamiento de los síntomas y la prevención de las infecciones bacterianas secundarias, preferiblemente en un entorno hospitalario.

La terapia intensiva y el apoyo sistémico son fundamentales para la recuperación del parvovirus
La terapia intensiva y el apoyo sistémico son fundamentales para la recuperación.

La terapia de fluidos y nutrición intravenosa es vital para mantener los fluidos corporales normales del perro después de una diarrea y deshidratación graves. Los niveles de proteínas y electrolitos se controlan y regulan según sea necesario.

La medicación que utilizan los veterinarios en el hospital para tratar a los perros con parvo incluye vómitos (antieméticos), antiácidos, gastroprotectores, antibióticos y antihelmínticos (desviadores recomendados por el veterinario) para combatir los parásitos.

Cuando se trata en un hospital veterinario, la tasa de supervivencia de los perros es del 70%, pero la muerte puede deberse a una deshidratación grave, infecciones bacterianas secundarias graves, toxinas bacterianas en la sangre o hemorragias intestinales graves.

El diagnóstico es bajo porque los cachorros tienen una baja inmunidad. Desgraciadamente, un cachorro infectado por el CPV sufre un shock y una muerte súbita.

Cómo evitar el parvo en los perros

El mejor remedio contra el parvovirus es seguir el protocolo adecuado. Los cachorros jóvenes deben ser vacunados a partir de las 6-8 semanas de edad, y luego cada tres o cuatro semanas hasta las 16 semanas de edad. Así, un cachorro de 6 semanas será vacunado a las 9, 12 y 15 semanas.

Ovejero alemán tratamiento parvovirus

Las cepas de alto riesgo requieren un periodo de vacunación inicial de hasta 22 semanas. En este momento, su cachorro sólo debe reunirse en áreas privadas con perros totalmente vacunados.

Manténgase alejado de todas las zonas públicas en las que los perros puedan pasar el tiempo, incluyendo el parque para perros, la playa para perros, las tiendas de mascotas, los restaurantes que aceptan perros, los mercados de agricultores y otras zonas designadas para perros.

Recoja siempre las heces de su perro. Se trata de un buen hábito que debe iniciarse de inmediato, ya que reduce la contaminación ambiental y la propagación de parásitos intestinales.

El parvovirus es una enfermedad de graves consecuencias. Si usted y su veterinario actúan con rapidez, su perro tendrá el mejor pronóstico de recuperación.

Compartir:

3 comentarios en «Parvovirus canino para perros pastores alemanes síntomas y tratamiento.»

Deja un comentario