¿Por qué mi perro macho no quiere aparearse?

Antes de hablar de los problemas de un perro macho que no quiere aparearse, tenemos que entender que, a diferencia de los humanos, los perros no solo se aparean por placer.

Cuando la perra entra en celo, libera un olor que atrae al macho.

El resto del tiempo, el perro macho no tiene un interés especial.

Aparte de eso, no todos los sementales están probados. Para que el apareamiento canino tenga éxito y produzca descendencia, tanto la hembra como el macho deben ser estimulados y preparados para la acción del coito, también conocida como ligadura capilar.

Si no sabe cómo unir la pareja femenina elegida a su perro macho, debe evaluar la situación.

¿Por qué su perro macho no puede aparearse?

  • Desinterés – ¿Su perro semental se compromete con las perras?
  • Problemas de monta – ¿Es difícil montar a su semental?
  • Desafíos durante el emparejamiento – ¿El semental eyacula en las hembras?

Como puede ver, estos problemas son de naturaleza muy diferente y las soluciones son radicalmente distintas.

Los machos desinteresados pueden necesitar un poco de suciedad o incentivo, pero el problema de la cría no se resuelve técnicamente debido a las diferencias de tamaño.

Mientras tanto, sugerimos el siguiente suplemento para el rendimiento de los machos para obtener los mejores resultados.

Mi perro macho no es capaz de montar a la perra

Aunque no lo crea, es posible que los compañeros del perro por primera vez no sepan qué hacer con él.

Según Dog Ideas, se dice que los perros que no se han montado antes están “probados”. Tener éxito con los perros significa contar con la ayuda de un criador con experiencia que le enseñe el camino.

Dálmata apareándose con pastor alemán en la calle

Si alguna vez piensa: “Mi perro macho no sabe convivir“, es cierto si el perro nunca se ha apareado antes.

El primer paso para el éxito del apareamiento es mantener al macho y a la hembra en el momento adecuado. Las perras entran en celo en un ciclo similar al de las hembras humanas.

En este momento, su cuerpo está absorbido y preparado para quedarse embarazada. La perra comienza a sangrar el primer día de su ciclo.

A veces, es fácil pasar por alto el día si la secreción sanguinolenta es leve. Una vez iniciado el ciclo, cuente los días. A continuación, introduzca los perros en el octavo día del ciclo de celo de la hembra.

Mi perro macho no está interesado en la perra y no quiere aparearse

El apareamiento del perro macho puede no ser un gran problema, en algunos casos, los machos o las hembras pueden no estar interesados. En el caso de las hembras, esto ocurre naturalmente según su ciclo de celo.

Cuando la hembra comienza su ovulación y produce óvulos viables, se interesa (y está disponible) para el apareamiento en la segunda etapa del ciclo de celo (es decir, el estro).

En general, el perro macho siempre responderá a estos avances y no tendrá ningún problema para completar la tarea.

Otras veces, el perro macho no está interesado. Este es un caso muy raro.

Una perra muestra a su macho que está interesada en copular señalando a su pareja deseada.

Al hacerlo, la perra tiende a mostrar su parte trasera al macho. A partir de ahí, el perro macho suele pasar a la acción.

Sin embargo, en los casos en los que el perro macho no está interesado, ignora sus señales. Puede que incluso muestre cierta curiosidad paseando alrededor de ella y olfateándola, pero no hará ningún movimiento ni mostrará interés en el acto.

El hecho de que un hombre no esté interesado en mantener relaciones sexuales con una perra puede deberse a varias razones.

Lo más frecuente es que se deba a su inexperiencia. En estos raros casos, el macho está a punto de realizar su primera operación de coito y, al no tener experiencia previa con la hembra, puede no saber qué hacer.

Esto se debe al miedo, así como al estrés, del perro macho por primera vez.
Para que la cópula tenga éxito, se recomienda que ambos perros permanezcan tranquilos durante todo el proceso.

Cualquier tipo de estrés aplicado al perro interferirá con el flujo natural de los acontecimientos y el evento tendrá que ser pospuesto.

Por ejemplo, a menudo se ve a los dueños de los perros de pie.
Lo hacen para supervisar la acción o puede ser su seguidor de la curiosidad o “querer controlar las cosas”. Hay que evitarlo porque puede provocar ansiedad en los perros.

Para hacer frente a este efecto, es una solución viable que los dos perros se reúnan antes de la fecha prevista para el coito, de modo que puedan conocerse y relajarse por completo cuando llegue el día del apareamiento.

Nunca interrumpa a su perro durante todo el proceso de un amarre capilar. No lo llames así, ni parezcas insistente. Sea inteligente.

¿Qué ocurre si un perro macho no se aparea?

¡Los perros pueden coexistir entre sí – y se debe permitir, su perro definitivamente puede vivir sin coito! En resumen, si no puede coexistir nunca perjudicará a su perro.

Es importante reconocer que los perros castrados pueden vivir siempre y cuando estén con otros niños no resueltos.

Lea también: Cachorro de pastor alemán de manta roja vs belga malinois: Una mirada rápida

En otras palabras, no hace daño a su perro, macho o hembra. Las hembras de Spade y los machos neutrales vivieron tan saludable y más tiempo como otros perros.

Si usted está preocupado por la deficiencia hormonal, puede tener la opción de la vasectomía para los hombres o el espacio de los ovarios para las mujeres. Hable con su veterinario sobre las opciones.

¿Qué edad debe tener un perro para criar?

La edad a la que los perros alcanzan la madurez sexual depende en gran medida de su raza. Las especies más pequeñas maduran más rápido que las más grandes.

Sin embargo, por término medio, los machos son fértiles a partir de los seis meses y alcanzan la plena madurez sexual entre los 12 y los 15 meses.

Los machos sanos pueden ser sexualmente activos y fértiles hasta la vejez. Los machos adultos pueden coexistir en cualquier momento.

Las perras tienen su primer celo (también conocido como estación o calor) después de los seis meses de edad, aunque puede ocurrir desde los 18 meses hasta los dos años de edad.

La vida del celo se repite durante un periodo de unos seis meses hasta el final. Durante el celo, la hembra es fértil y acepta al macho.

No debe criar a la perra en su primera temporada.

Compartir:

1 comentario en «¿Por qué mi perro macho no quiere aparearse?»

Deja un comentario